jueves, 21 de octubre de 2010

LA HISTORIA DE SAN BERNARDO

 

Entusiasmados por la ya existente población balnearia de Mar de Ajó, un grupo de emprendedores,
encabezado por Juan Carlos Chiozza, junto a sus hermanos Carlos, Enrique, Mario y Arnaldo más Pedro H. González, Francisco Martini, Tito Trebino, Pedro Podestá y Amadeo Barousse fundaron la Compañía Inmobiliara del Este Argentino SRL, CIDEA; con ésta, hacia fines de 1942, llevó a cabo la compra de 191 hectareas junto a la costa atlántica argentina, correspondientes a la Estancia San Bernardo, propiedad de la Familia Duhau, con la intención de construir allí una tranquila villa veraniega que atrajera familias con niños hasta sus costas.

 El terreno era parte del establecimiento ganadero denominado San Bernardo y que pertenecía a los señores Juan Enrique, María Faustina, Carlos, Luis y Alberto Duhau, siendo de la familia de este último gran parte de las tierras de la zona. La compra fue realizada con la intención de fundar un balneario y playa turística. El nombre elegido para la localidad fue el que tenía la estancia y además evoca a San Bernardo, Abad de Claraval, el agregado de Tuyú se hizo más adelante.


En 1943 comenzó el loteo de terrenos, la construcción de una plaza y de las primeras instalaciones, y finalmente, a pedido de la compañía, fue firmado el decreto Nro. 27248, de 3 de abril de 1943, suscripto por el Gobernador Dr. Rodolfo Moreno. La idea fundamental fue fijar los médanos costeros con tamariscos. Para poder lotear el futuro balneario niveló la tierra y plantó pinos y eucaliptos. Se loteó de la siguiente manera las cuadras paralelas la mar, con un largo de 120 m cada una; las que desembocaban en el mar, con 80 m cada una. Así que el loteo determinó una longitud de 19 manzanas de frente marítimo por 7 de fondo, hasta la Av. Tucumán.

Tito Zapateiro, otro pionero de la zona, vinculado a la fundación de Lucila del Mar, compró también a los Duhau, la franja de terreno lindera a la actual Av. Tucumán, con un total de 5 manzanas de fondo por 19 de frente. De esta forma, se adelantó a las intenciones de la CIDEA de comprar esos terrenos para una segunda etapa; de todas formas, se encargó del loteo correspondiente y dichas manzanas se incorporaron a San Bernardo.

La supervisión general de las tareas recayó en Ángel Chiozza, otro hermano de Juan Carlos que no formaba parte de la sociedad. El segundo de Ángel Chiozza, era Arnaldo Velacho Dávila, quien pondría la primera inmobiliaria de San Bernardo. El 4 de enero de 1944 un acto simbólico concretó la fundación y el mismo año, se efectuaron las obras de pavimentación originales.

En 1944 continuando su tarea urbanizadora, la Compañía decidió pavimentar las calles de San Bernardo, La legislación establecía que en todo fraccionamiento la documentación sobre pavimentaciones debía ser aprobada por la Dirección de Pavimentación. La Compañía se acogió y se presentó ante ésta dirección solicitando el asesoramiento correspondiente, manifestando su interés en la construcción de las calzadas en hormigón de los tipos vigentes en 1944.

Pero los caminos de accesos eran intransitables para poder llegar con los elementos necesarios para tal obra. Por diferentes motivos, es que en Abril de 1946, justamente en la Semana Santa, se da comienzo a las obras de pavimentación del Balneario y con ello éste pasó a ser el primero de la zona que contó con calles pavimentadas y además con un tipo de pavimento que por primera vez se ejecutaba en el país, existiendo como antecedente solamente en el estado de Oklahoma (Estados Unidos), consistente en un articulado especial para que el agua de lluvia filtre hacia las napas.

En cuanto al ancho de las calzadas, no hubo imprevisión, como aparentemente pareciera en la actualidad, sino que para esa época y de acuerdo a la idea que se tenía de lo que San Bernardo debía ser, un Balneario-Parque sin edificios torre, el ancho era suficiente. Por otra parte al no construirse las veredas en todo su ancho, en cualquier momento era factible ensanchar las calzadas.
Sin embargo, la Comuna obligó posteriormente a completar las veredas y construir los cordones tipo ciudad, provocando muy serios perjuicios pues la falta de absorción de las aguas pluviales, reduce las capas de agua dulce, salificándose, como actualmente sucede en algunos sectores céntricos.

En 1946, CIDEA construyó 4 chalets como para sugerir un tipo de construcción. Francisco Monaldi compró tres lotes en ese mismo año y edificó sobre uno de ellos Ranchito Pompeyano, el primer chalet hecho por un comprador. Conformada por aquellos nueve amigos visionarios, la Compañía Inmobiliaria del Este Argentino, exigiría rápidamente el replanteo de la nueva localidad al gobierno Provincial, el cual aprobaría el proyecto en abril de 1943 mediante un decreto.

Con vértigo, llegó a San Bernardo la era de los edificios a partir de 1968 la construcción toma un giro que cambia el estilo del Balneario. Ya no es un lugar residencial, ese aspecto se mantiene en las calles interiores, pero sobre la costanera, la calle Chiozza y las transversales, se construyen varios edificios en propiedad horizontal, algunos de gran altura.
Luego, en 1974, la fisonomía de San Bernardo ya no es la misma. La estructura de forestación y pavimentos produce un gran impulso en la construcción y ésta ya no se detendrá hasta la actualidad.




A la hora de elegir la denominación del paraje, se barajó una gran lista, para finalmente recaer en el antiguo nombre del establecimiento ganadero que le diera origen. Las tareas necesarias para lograr concretar la villa prominente que deseaban fueron múltiples e intensas, aunque tal vez la más importante fue la de forestación para poder fijar los médanos que hoy caracterizan a la región.



El primer lote fue vendido a un turista mendocino en marzo de 1944, el Dr. Alcalde, cuando los trabajos en la zona todavía eran incipientes. En enero de 1946, Don Francisco Monaldi adquiriría tres lotes, comenzando de inmediato sobre uno de ellos la edificación del chalet que denominaría Ranchito Pompeyano. Aquella sería la primera construcción del naciente San Bernardo, que a partir de entonces crecería considerablemente convirtiéndose en la pujante villa balnearia que hoy conocemos.

La labor de la CIDEA, empresa fundadora hasta mediados de 1962, fue intensa y múltiple; sembrado y fijación de la tierra, forestación, las primeras construcciones, la donación de terrenos y laboriosas gestiones para establecer una escuela primaria, la edificación de una iglesia, la pavimentación de cien cuadras, la iniciativa y contribución para instalar la primera usina eléctrica, la construcción de un parque de juegos para niños y su posterior donación a una Sociedad de Fomento

San Bernardo del Tuyú, popularmente conocida como San Bernardo, es una ciudad balnearia y turística argentina, encontrada en la Provincia de Buenos Aires. Ubicada en el Partido de La Costa y a 325 km de la Ciudad de Buenos Aires, es también llamada La Perla de La Costa, por ser la localidad con mayor movimiento turístico del partido.



Se destaca por ser uno de los principales destinos de turismo familiar de la costa argentina, pero también es una de las ciudades costeras más visitadas por los jóvenes, junto a Pinamar y Villa Gesell, ya que cuenta con una movida nocturna muy activa que incluye pubs y discotecas sobre la Avenida San Bernardo, que es la avenida principal y desemboca directamente a la playa.

Las otras dos avenidas principales son Av. Costanera, que bordea la costa uniendo San Bernardo con la localidad vecina de Mar de Ajó al sur, y La Lucila al norte; y la calle Juan Carlos Chiozza, que suma el atractivo de ser peatonal desde el 1 de enero al 10 de marzo.
En la playa, tanto grandes como chicos suelen practicar beach voley, campeonatos de tejo, jet ski o windsurf, entre otras actividades. La temperatura promedio en verano es de 26°C, con máximas de 33ºC y el mar presenta agua fría.

Uno también puede contratar en el muelle una salida de pesca embarcada. Se trata de una tranquila actividad en la que se pueden pescar gran variedad de ejemplares, como besugos, palometas, corvinas, meros, abadejos o lenguados.

La calle peatonal Juan Carlos Chiozza, es un paso obligado antes o después de una jornada de playa,
tiene más de 14 cuadras con diferentes comercios que van desde heladerías, restaurantes y kioskos, hasta negocios de ropa y diseño, albergando múltiples comercios para complacer a todos los visitantes.

La diversidad en gastronomía es otro de los atributos que presenta la ciudad, ya que ofrece la degustación de frescos platos de mar, carnes rojas y blancas, pastas y comidas rápidas, en el centro o en sus alrededores, siempre se destaca la alta calidad. Esta variedad en alimentos se corresponde con la activa vida nocturna, que cuenta con pubs, discotecas, teatros, cines y bingo, que reciben al veraneante con distintas propuestas de entretenimiento para todas las edades.

Niños, jóvenes, adultos y la familia en su conjunto tienen, en San Bernardo, la posibilidad de disfrutar todos los servicios y la mejor atención.
Además, la peatonal es testigo de los desfiles de las Escoltas de San Bernardo.

Otros paseos importantes son la Plaza Don Bosco, y la Plaza de la Familia, capaz de incorporar a su frondosa arboleda espectáculos circenses y exposiciones artesanales.
La ciudad de San Bernardo cuenta también con el Observatorio de la Costa, desde donde se pueden contemplar otros planetas, galaxias y constelaciones.
Puede visitarse también el Museo de la Fundación, con objetos relacionados al desarrollo de la ciudad.

Datos Censales
Fundación 1942 por Juan Carlos Chiozza
Población 6.966 habitantes (INDEC 2001)
En el Partido de la Costa 69.633 habitantes (INDEC 2010)
Código Postal B7111BBV - Prefijo Tel. 02257
Intendente Juan Pablo de Jesús, PJ
Sitio Web del Municipio www.lacosta.gob.ar

En 1957, el poeta montevideano radicado en Argentina, Juan Burghi, le dedicó el poema San Bernardo

San Bernardo,
A la memoria de Juan Carlos Chiozza; y demás fundadores

Suma de cielo, mar y playa hermosa,
en uno como alarde de belleza,
y coronando la naturaleza,
la obra del Hombre surge victoriosa.

La arboleda magnífica, armoniosa,
que al borde misma de la playa empieza;
las amplias calles de sin par limpieza,
y una paz que al espíritu reposa.

Flota como una gracia en el ambiente,
que con su magia hace cordial la gente,
porque las almas no se sientan solas...

Pueblo hermoso y feliz, que eres llamado
a muy altos destinos, arrullado
por la canción eterna de las olas...

Juan Burghi, San Bernardo, 9 de Febrero de 1957



El crecimiento
El primer hotel fue el Riviera, ubicado en Costanera entre Strobel y Esquiú. El primer edificio lo construyó Juan Tescari, en la calle Chiozza y De La Reducción y lo bautizó Bernardino Rivadavia. A partir de la década de los 60, comenzó un boom de construcción vertical, que modificó severamente el horizonte de la ciudad, convirtiendo la misma en la más edificada en altura y densidad del partido.

Llega el puerta a puerta
Corría la década del 60, Gamarri Hermanos, con un vehículo especial tipo camioneta, que era material en desuso de la segunda Guerra Mundial, hacían viajes a San Bernardo con la peculiaridad que recogían a los pasajeros en su domicilio de Buenos Aires y los dejaban en la puerta de su casa de veraneo, por lo cual esta manera de viajar era ideal para una familia con niños pequeños.
El primer transporte de ómnibus desde Mar de Ajó hasta San Bernardo estuvo a cargo de un hermano del señor Daniel Reguera, pionero de la zona, fallecido en un accidente automovilistico.


Vereda Alta
Para crear un centro comercial y que los negocios no se dispersaran, la CIDEA decidió construir un mercado en la calle Mendoza, hoy Chiozza, entre Strobel y De La Reducción. Fue una de las primeras construcciones. En aquel entonces, decidieron hacerlo en altura para no temer la crecida del mar. Hoy en día, los negocios fueron cambiando pero la Vereda Alta permanece como un símbolo de aquellos tiempos en pleno centro de la ciudad.

Límites
San Bernardo se encuentra en el partido de la Costa. Cuando se realizó la primera urbanización San Bernardo tenía 19 manzanas de frente marítimo por 7 manzanas de fondo hasta la Avenida Tucumán. Mas tarde se fueron loteando 5 nuevas manzanas de todo el frente marítimo hasta la Avenida Elcano. Las primeras diez cuadras desde la ruta hacia el mar son de un loteo más reciente y sólo tienen 8 cuadras de ancho, ese loteo tiene los nombres de barrio Ezcurra Medrano, barrio San Carlos y barrio de los Maestros y pertenece a San Bernardo.

Sus límites actuales
al Este el Mar Argentino, al Oeste la Interbalnearia Ruta Provincial 11, al Norte la calle Rafael Obligado lo separa Costa Azul, al Sur la Avenida Gral. Belgrano lo separa de Mar de Ajó Norte.

Límites cambiados
Según algunos mapas, el límite Norte con Costa Azul es diferente. Sucede que al sector ubicado entre las calles Ramos Mejía y Obligado, en Costa Azul, se lo llama Playa Grande. Si bien pertenece a la localidad de Costa Azul, algunos hoteles, balnearios e inmobiliarias llaman a estas 4 manzanas Playa Grande-San Bernardo con un afán comercial.



Atractivos
Históricamente se la nombró La Ciudad del Sol y la Familia. Por tal motivo desde 1985 se celebra la fiesta del Sol y la Familia que desde 1991 fue declarada Fiesta Nacional del Sol y la Familia a celebrarse anualmente el tercer fin de semana de diciembre.

San Bernardo ha crecido de manera incesante para convertirse en una ciudad importante con infraestructura hotelera de categoría, al igual que sus departamentos, casas y paseos de compras, sin perder de vista el entorno natural y las playas que están bordeadas por un cordón de médanos con abundante vegetación.

Desde que fue erigida se la denominó Ciudad del Sol y la Familia y en el transcurso de las últimas décadas, tuvo un crecimiento notable. La calle peatonal Juan Carlos Chiozza, alberga comercios cuya oferta satisface todos los gustos. Discotecas, restaurantes, pubs y confiterías, son alternativas de esparcimiento que la caracterizan como centro de diversión nocturna, muy concurrido por la juventud.

El Observatorio Astronómico de la Costa es un lugar especial desde donde se pueden contemplar otros planetas, galaxias y constelaciones.

Además, se realizan fiestas populares que contribuyen a fomentar el turismo. Una de las más importantes y tradicionales es la Fiesta Nacional del Sol y la Familia, que se lleva a cabo durante el tercer fin de semana de diciembre, en la Plaza de la Familia, ubicada en Av. San Bernardo y Santiago del Estero. Sus principales actividades son: bendición de aguas, desfile de instituciones, elección de la reina, invitación de reinas de las poblaciones vecinas y espectáculos artísticos de primera jerarquía. El predio, remodelado hace un par de temporadas, está densamente arbolado por añejas especies, al igual que toda la localidad.

Otro de los eventos, es la Fiesta Patronal San Bernardo. Se realiza el 20 de agosto en la parroquia Stella Maris, sita en Mitre y Falkner. Se recibe la visita del obispo de la diócesis de Chascomús y se realiza una procesión por la localidad, luego misa, almuerzo y diversas actividades culturales.

El origen de su nombre, dos vertientes
En cuanto al nombre del balneario, el tema se conversó en una de las primeras reuniones de socios. Hubo diversas propuestas pero finalmente se decidió que por ser parte de la estancia San Bernardo, llamada en memoria de su fundador Don Bernardo Duhau, y por ser éste un hermoso nombre con arraigo en el lugar.

Nuestros pioneros eligieron muy bien el nombre del Santo que protegiera los destinos de esta Villa turística. San Bernardo, el Abad de Claravel, demuestra con su vida dedicada con fortaleza a defender la causa de Jesucristo en una época que como el siglo doce lo cuenta, es de fortalecimiento de la Fe Cristiana en el Mundo Europeo, y es también la prédica de la segunda cruzada en defensa de los Santos Lugares.
      Nuestro personaje nace en el año 1090, en una familia con siete hermanos, todos ellos beatificados, sus padres los formaron como modelos de virtudes en un tiempo donde reinaba la corrupción.

Como se llegaba
El modo de viajar de Buenos Aires a San Bernardo en esos años era por la Ruta Nacional Nro. 2 hasta Dolores y desde allí por la Ruta Provincial Nro. 11 hasta Mar de Ajó y San Bernardo. Este ultimo tramo sobre todo en invierno, se hacía largo y difícil si el tiempo no colaboraba con los viajeros, porque a partir de Villa Roch el camino era de tierra gredosa que lo convertía en un lodazal apenas llovía.
Una de las opciones era dirigirse a Ostende o Pinamar por el lado de General Madariaga y desde allí por la costa, pasando por el Faro Punta Médanos hasta San Bernardo.

Por otra parte, si se elegía la Ruta Nro. 11, ésta estaba intransitable en sus peores tramos, entre General Lavalle y Mar de Ajó, así que los viajeros tenían que dirigirse a Santa Teresita y desde allí a San Bernardo por la playa. Incluso los cuatro kilómetros que hay desde Mar de Ajó a San Bernardo, solo pudieron hacerse por una calle interna, Jorge Newbery, desde el año 1962, debido a que no se llegaba a un acuerdo con el ACA; Automóvil Club Argentino, para que cediera el terreno frente a donde hoy posee su campamento.

Los deportes Hoy
El principal equipo de fútbol  el Asociación de Fomento San Bernardo, fundado en 1958, siendo el más importante de la ciudad.
El otro equipo de San Bernardo es el CAJU; Club Atlético Juventud Unida de San Bernardo, fundado en 2001. Ambos participan de la Liga de fútbol del Partido de la Costa. Mas info en Fútbol Costa.



En los tiempos modernos que vivimos el dinamismo de la actividad turística origina no sólo movimientos poblacionales de gran magnitud sino que, además, genera una importante demanda estacional de mano de obra dedicada a diversas actividades.


Esta zona no era considerada de gran valor ya que naturalmente no contaba con las condiciones necesarias para la realización de actividades agrícolas o ganaderas, siendo hoy una próspera ciudad turística veraniega.

Por Trimedia Contenidos

Estamos en Facebook

Visita nuestro sitio

Visita nuestro sitio

Powered by Google Inc.

xx

 
© Copyright 1996-2013 All Rights Reserved. Edición online propiedad de Trimedia Contenidos - Se permite la reproducción total o parcial citando la fuente.